¿Cómo serán los envases del futuro? Entre las líneas de trabajo que se están llevando a cabo podemos mencionar la utilización de envases comestibles en bebidas deportivas, la sustitución de las anillas de plástico que incorporan los packs de latas de bebida por adhesivos, el uso de plásticos procedentes de fuentes renovables (como el almidón de patata o el maíz) para fabricar envases, los envases compostables y, por supuesto, el reciclaje de todos ellos.

Sea como sea, todos ellos tienen un denominador común: la minimización del impacto en el medioambiente y, también, añadimos nosotros, la necesidad de seguir asegurando la seguridad alimentaria. La función del envase en este sentido es crucial y tiene que ver con la protección de los alimentos ante posibles contaminaciones, la información al consumidor a través del etiquetado y la trazabilidad, el alargamiento de la vida del producto –con lo que se reduce el desperdicio alimentario-, la adaptación a los formatos de consumo y el transporte para evitar su deterioro.

Un reto en el que se trabaja intensamente desde TheCircularLab, una iniciativa de Ecoembes, que acaba de lanzar el Observatorio del Envase del Futuro desde que el podremos seguir la evolución de los envases para seguir disfrutando de alimentos con todas las garantías sanitarias y también medioambientales.

Vía | ASEDAS.